¿Cuántas horas de sueño realmente necesitamos?

cuantas horas necesitamos de dormir

¿Cuántas horas de sueño realmente necesitamos?

Los seres humanos, como todos los animales, necesitan dormir, junto con los alimentos, el agua y el oxígeno, para poder sobrevivir. Para los seres humanos el sueño es un indicador importante de la salud general y el bienestar. Pasamos un máximo de un tercio de nuestra vida durmiendo, y el estado general de nuestra “salud del sueño” sigue siendo una cuestión esencial a lo largo de nuestra vida.

La mayoría de nosotros sabemos que para conseguir una buena noche de sueño es importante, pero muy pocos de nosotros damos prioridad a dormir alrededor de ocho horas.

Hay muchos factores que pueden interferir en nuestro sueño, tales como estimulantes como el café y bebidas energéticas, despertador y las luces, incluyendo las de dipositivos electrónicos.

cuantas horas necesitamos de dormir

cuantas horas necesitamos de dormir

Las necesidades de sueño varían a través de las edades y están especialmente afectados por el estilo de vida y la salud. Para determinar la cantidad de sueño que usted necesita, es importante evaluar no sólo dónde se encuentra usted cuando esta durmiendo sino también examinar los factores que pueden estar afectando a la calidad y cantidad de su sueño, como los horarios de trabajo y el estrés.

Hoy en día, cuando los niveles de productividad se estudian al detalle y se trata de optimizar al máximo el rendimiento en el trabajo, cobra cada vez más importancia el descanso. Ya hace tiempo que se desmontó el mito de las ocho horas diarias de sueño y, aunque no hay una sola idea concluyente de cuántas horas necesitamos dormir, se puede tomar como referencia lo que han descubierto algunos investigadores.

Uno de los especialistas en sueño más prestigiosos, Daniel Kriple, ha constatado en su último estudio que la gente que duerme entre 6,5 horas y 7,5 horas, además de vivir más tiempo, es más feliz y más productiva. Otra de las claves que apunta tiene que ver con dormir más de las ocho horas tradicionales. Según sus conclusiones, dormir 8,5 horas podría ser peor que dormir 5 horas.

Estas cifras pueden variar ligeramente de unas personas a otras, pues no todo el mundo tiene las mismas necesidades debido a su genética, complexión e incluso a su actividad diaria. ¿Pero qué ocurre si dormimos menos de lo necesario? Una de las creencias extendidas es que perdemos capacidad para enfrentarnos a nuestras tareas. No es del todo cierto. Una persona falta de sueño puede llevar a cabo las mismas funciones que otra que sí haya descansado bien.

La diferencia –nada desdeñable– está en que la persona que ha dormido poco tiene más dificultad para recuperar la concentración. Y es que todos nos distraemos constantemente, pero cuando el cerebro se encuentra en buenas condiciones tiene más facilidad para volver a centrarse, algo mucho más costoso cuando hay falta de sueño. Además, alguien con este impedimento para concentrarse no repara en su déficit, algo que contribuye a la infravaloración del sueño.

 

by admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *